Categories Noticias

Las reformas del sistema eléctrico aprobadas por Rajoy y Cospedal perjudican gravemente a Puertollano

Rafa_Paula_EERR

Rafa_Paula_EERRDesde febrero de 2012 que se aprobó el Real Decreto que imponía una moratoria al desarrollo de las Energías Renovables, el Gobierno del PP ha generado un caos regulatorio para según ellos “arreglar el problema eléctrico” que ha supuesto un grave perjuicio a los consumidores y han dañado gravemente al sector fotovoltaico arraigado en Puertollano.

Todas y cada una de las normas que desde esa fecha se han venido aprobando no sólo no han servido para reducir el tan cacareado “déficit tarifario”, sino que han incrementado el precio del recibo que pagan los usuarios y han seguido culpabilizando de todos los males a las “primas a las renovables”.

Además en este como en casi todos los temas en lo que va de legislatura lo ha hecho de forma autoritaria y con los 180 votos de su mayoría parlamentaria.

Como consecuencia del diagnóstico equivocado de culpar de todos los males a las renovables  se ha impuesto un recorte de primas con carácter retroactivo que atenta contra la seguridad jurídica y seguro que tiene grandes consecuencias en el futuro  y desde luego ya las está teniendo en el presente para Puertollano. Nos referimos a :

  • Costes en forma de pérdida de reputación para España( ojo con las reclamaciones presentadas por distintos inversores extranjeros.
  • Pérdida de liderazgo internacional
  • Destrucción de tejido industrial moderno y competitivo.

Pero no sólo el recorte de primas es un problema para el desarrollo de las energías renovables, la aprobación de la Ley que regula el sector eléctrico, y sobre todo el nuevo Reglamento de Autoconsumo, con la introducción del llamado “peaje de respaldo”, supone un incremento de costes para los ciudadanos o las empresas que hubieran pensado poner placas en sus tejados que lo hacen totalmente inviable.

Es realmente grave que un gobierno olvide lo que las Energías Renovables aportan al desarrollo económico del país, porque además de independencia energética, innovación y tecnología, y por tanto incremento de la competitividad de nuestra economía, o empleo de calidad, también mejoran nuestra balanza de pagos. ( entre 2005 y 2012 la reducción de nuestra balanza energética ascendió a 15.368 millones).

Por ejemplo durante el año 2012, la aportación total de las Energías Renovables al Producto Interior Bruto (PIB) nacional fue de 10.563 millones de euros, un aumento del 1,7% con respecto al año 2011, con lo que alcanzó su máximo histórico. Por primera vez, el Sector alcanzó una relevancia en términos del PIB del 1%.

Con todos los cambios normativos ha pasado ha pasado relativamente desapercibido la segunda subida en el año 2013 del precio de la electricidad. La que se produjo subrepticiamente al cambiar el sistema de pago de los usuarios finales y aumentar el peso de lo que los usuarios domésticos pagan en concepto de “termino de potencia“, que pasa a ser en torno al 60% del precio final medio de la factura, mientras se reduce proporcionalmente el peso del “término de energía” que mide el consumo eléctrico efectivo. El primer concepto se paga por poder disponer del acceso a la electricidad, aunque la vivienda esté vacía y desconectados los plomos durante todo el periodo de facturación. Previamente a los cambios introducidos por este gobierno el peso relativo del término de potencia era del 35% y el de energía del 65%.

Sólo puede calificarse de cínica la actitud del gobierno cuando justifica la medida para ayudar a las familias , porque esta medida perjudica gravemente aquel usuario que haya sido cuidadoso a la hora de vigilar su consumo dotándose de equipos eléctricos eficientes. Indudablemente con esta modificación legal se potencia el despilfarro y se desincentiva la inversión en eficiencia eléctrica.

Pero la pregunta que seguramente ronda en la cabeza de la mayoría de la gente es si la electricidad seguirá subiendo en el futuro. Y la respuesta es, si, no o depende.

La reciente ley aprobada no permite un déficit superior al 2%, así que o se elimina la ley recién estrenada o se elimina un mecanismo para reducir el déficit: de nuevo recortar derechos reconocidos o subir ingresos, pero si no se adoptan medidas adicionales la misma ley dice que han de ser los consumidores los que paguen…

Desde el PSOE entendemos que existen alternativas, y la primera y más urgente es la modificación del mercado mayorista para eliminar las sobreretribuciones de tecnologías como la nuclear o la hidroeléctrica ya totalmente amortizadas. Y a partir de ahí iniciar el diálogo para lograr un gran Pacto por la Energía, con una estrategia de futuro que apueste por el desarrollo de las Energías Renovables.

 

Sobre el autor

Agrupación Socialista de Puertollano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *