Categories Opinión

Pucherazo manchego | Carlos García

PSOE Puertollano

¿Por qué Cospedal reduce los diputados en las cortes regionales? Porque, a un año de las elecciones, no le salen las cuentas y se pasa la democracia por el arco del triunfo para no perder, así de sencillo.

Sabíamos que Cospedal (secretaria general del PP los lunes, martes, miércoles, viernes, sábados y domingos, presidenta de Castilla-La Mancha los jueves), usaría nuestra región como trampolín para dar el salto a la política nacional. Por eso quiso ser la alumna más aventajada, la que más recortaba, la que más interinos despedía, la que más hospitales ponía a la venta. Pero todas las sombras que han proyectado sobre ella Bárcenas y la investigación de la financiación ilegal del Partido Popular han dado al traste con sus aspiraciones.

Aún así, Cospedal también quiere su mamandurria y se pretende agarrar a Castilla-La Mancha a cualquier precio. Para ello recurre a una burda treta, una manipulación evidente del sistema electoral.

Ya en el 2012, haciendo cábalas electorales, aumentó el número de diputados (de 49 a 53) y modificó su distribución para garantizar el empate en las provincias tradicionalmente favorables al PSOE, como Ciudad Real. Escudándose en el deseado ahorro presupuestario, ese mismo año también eliminó el sueldo de los diputados de las Cortes de nuestra comunidad, una argucia para intentar minimizar a la oposición.

A pesar de todo, se quedó corta y sigue haciendo números. Las encuestas le señalaban la posible entrada de IU en las Cortes y la recuperación del PSOE, lo que la dejaría sin gobierno. Con la reducción a la mitad del número de diputados no va a ser más austera, quiere dejar fuera del juego democrático a los partidos minoritarios y ponérselo más difícil al PSOE.

Cospedal no nos engaña, no quiere ahorrar cuando mientras tanto se gasta más de 7 millones de euros en altos cargos y asesores. Con esta artimaña solo persigue un objetivo: perpetuarse en el poder.

 

Sobre el autor

Agrupación Socialista de Puertollano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *