Categories Opinión

El momento de la militancia | Miguel Ángel Caballero

 

“La política es querer algo. La política socialdemócrata es querer el cambio porque el cambio promete una mejora, alimenta la fantasía y otorga resolución y estímulo a sueños y visiones (…) somos lo suficientemente temerarios como para querer algo porque la idea es la fuerza motora de la voluntad, y también audaces para desear el cambio porque el cambio puede convertir las utopías en realidad” (…)

Discurso de Olof Palme a las Juventudes Socialistas de Suecia en el Ayuntamiento de Estocolmo

 

Las minorías del presente son las mayorías del futuro. El PSOE, como minoría mayoritaria, tiene que sentar las bases para volver a ser la mayoría en Castilla la Mancha y España  para así poder revertir el daño que sobre los ciudadanos está causando el Partido Popular. El momento es el idóneo porque nunca antes el pueblo necesitaba con tanta urgencia a sus casas, a las Casas del Pueblo del PSOE.

Una de las  tareas del PSOE desde su fundación ha sido la de ser un foro en el que crear y  compartir experiencias y conocimiento. Esta finalidad era inversamente proporcional a la dejadez de la Administración liberal sobre la cuestión social.  Y aunque la conquista del poder institucional era el medio utilizado por nuestro partido los compañeros pensaron que hasta que dicho poder político llegara debían  trabajar con sus medios en la protección de la clase abandonada por el capitalismo.

Los que militamos hoy día debemos rescatar las lecciones de nuestros compañeros y volver a poner el peso de nuestra labor en el partido para, cuando así lo crean los ciudadanos, dar el paso a la institución y cambiar las cosas. Ciertamente en los últimos tiempos algo está cambiando en nuestro partido, es momento de luchar y de estar con los que sufren; con los parados, con los recortados,  con los desahuciados…

Vivimos tiempos tumultuosos, tiempos en los que la balanza se puede declinar para el lado de más democracia o al lado de la autocracia. En este contexto surgen movimientos de extrema derecha que pueden canalizar el descontento generalizado, este es el caso de España 2000 en la Comunidad Valenciana, las acciones de estos grupos se centran en feudos de trabajadores concienciados de izquierdas como Puertollano, por eso es tan importante que los socialistas, como dijo Pablo Iglesias, sembremos nuestras ideas en todas partes.

Los socialistas debemos recoger las lecciones del Siglo XX para interpretar lo que ocurre en la actualidad; el fascismo llegó en una época de crisis del capitalismo,  choques entre clases y  descrédito de la política y el parlamentarismo, en ese contexto la práctica del Gobierno del PP de agravar la crisis con más austeridad,  gobernar mediante Reales Decretos obviando al Parlamento hace inclinar la balanza hacia el lado contrario al de la democracia.

A diferencia de nuestros antepasados nosotros ya contamos con la certeza de lo que puede ocurrir si la situación continua por estos derroteros, por eso no debemos esperar ningún momento, el momento de actuar es ahora.

 

Sobre el autor

Agrupación Socialista de Puertollano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *