Categories Opinión

Y ahora las políticas activas de empleo | Paula Fernández

Hace un año que Mª Dolores de Cospedal y el PP anunciaban “¿Buscas empleo? Vota al PP”. Hoy, un año después, tenemos 45.000 desempleados más y nuestra Comunidad Autónoma encabeza el ranking de destrucción de empleo del panorama nacional.

Ante esta situación no conocemos ninguna iniciativa del gobierno que vaya encaminada a solucionar este despropósito. En este año ha habido:

– un consejero fallido, que en menos de nueve meses la única decisión que tomó fue la de la supresión del Servicio Público de Empleo, amparada en los recortes y el adelgazamiento de la administración pero con un objetivo real de evitar cualquier participación externa de las decisiones a tomar.

– y una nueva consejera que basa toda su acción política en el insulto y la falta de respeto al ejecutivo anterior, que aplaude las decisiones del Gobierno de Rajoy aunque suponga una disminución del 57% del presupuesto a recibir en la comunidad autónoma y que no duda en mentir en sede parlamentaria para justificar su ausencia de gestión.

Ahora, con la aprobación de los PGE y los presupuestos de la Comunidad, se pega un nuevo hachazo al dinero destinado a atender a los desempleados y desempleadas. Junto al deterioro de la sanidad, la educación y los servicios sociales desaparecen programas esenciales para ayudar a los que menos tienen.

El presupuesto destinado a las políticas activas de empleo que se va a trasferir a las Comunidades Autónomas disminuye en un 57%. En concreto, esto significa que en Castilla-La Mancha sólo se recibirán 62,35 millones de euros para ayudar a los que han perdido su empleo.

¿En qué se traduce esta reducción?

En primer lugar, en la desaparición de los Planes Locales de Empleo, que si bien todos sabemos que no son la solución a largo plazo, sí sirven en situaciones como la actual para que las personas que lo han perdido todo tengan la oportunidad de un trabajo, un salario, una formación, un nuevo periodo de cotización y, por tanto, un nuevo periodo de protección de desempleo si fuera necesario.

En segundo lugar, desaparece del presupuesto el programa destinado a orientadores personales, lo que supone la pérdida de una ayuda inestimable y personalizada para que las personas que han perdido su empleo organicen su formación y la búsqueda de un nuevo empleo de la manera más eficaz y acorde con sus características personales.

En tercer lugar, la disminución de más de un 34% del presupuesto dedicado a formación para el empleo, significa la imposibilidad de una recualificación profesional de las personas desempleadas adaptada a las nuevas necesidades del mercado laboral.

Todas estas medidas las justifica la Sra. Consejera como necesarias para cambiar nuestro modelo productivo, pero, ¿de qué nuevo modelo productivo están hablando?

¿De las Energías Renovables en las que éramos líderes en la fabricación de componentes y la instalación y que están al borde de desaparecer por la política errática del gobierno de Rajoy?

¿De los empleos blancos asociados a la atención a las personas cuando el sector está perdiendo empleos a marchas forzadas?

¿De los empleos verdes cuando hasta la gestión de los espacios naturales va a ser privatizada?

Lo único que está claro es que llevan un año desmontando los logros que en esta Comunidad Autónoma habíamos construido entre todos sin explicarnos absolutamente nada de cuál es su modelo de crecimiento para Castilla-La Mancha. O no lo tienen o, lo que es más grave, el que tienen que es el del retroceso a hace 40 años, no nos lo quieren contar.

Paula Fernández Pareja.

Sobre el autor

Agrupación Socialista de Puertollano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *